Primeras Impresiones: Radical Heights

Radical Heights

Acceso Anticipado Free to Play
Jugar en Steam
1

User Avg

Primeras Impresiones: Radical Heights

Primeras Impresiones: Radical Heights

Hoy vengo a hablaros de Radical Heights, el último juego de Boss Key. Un BR que lleva una semana en alpha pública, y lo hemos estado/estamos jugando, y siendo del todo sincero estoy jugando mucho más de lo que esperaba jugarlo en un principio. Pero vamos por partes. 

Radical Heights es la apuesta de Boss Key para el mercado de los Battle Royale (BR). Os recuerdo que  son la misma  compañía detrás de Lawbreakers (aquél shooter frenético que quiso competir con Overwatch pero que ha tenido muy malas ventas).

Radical Heights es un juego battle royale gratuito ambientado en los años 80s. Recreativas, musicote ochentero, el buen estilo de vestir, colores chillones y pelazos. El juego nos mete dentro de un programa de televisión con dos señores que van narrando,a voces, los momentos más importantes de la partida, como son el inicio, los diferentes eventos o el final.

Comienzo

Actualmente podemos jugar solos o en dúo. Bajo mi punto de vista y como siempre digo, con amigos los juegos son siempre más divertidos, y este título en concreto en parejas es mucho más divertido que jugarlo solo.

Lo primero que llama la atención es que el juego está incompleto. Esto es algo que echa a la gente para atrás y es totalmente entendible. Hay algunos bugs pueden frustrar y otros que te hagan partirte de risa (los que cojan una bici y den con un bordillo me entenderán).

Radical Heights es una Alpha con todas las letras. Lo voy a repetir ALPHA. No es el acceso anticipado de un juego que sale en dos meses. Faltan texturas en algunos edificios, animaciones,  sonidos, la optimización brilla por su ausencia, fallos en los servidores… Vamos, lo que viene siendo una fase alpha de verdad. 

Como en cualquier título battle royale nuestra aventura empieza en un lobby donde podemos ver algunas de las máquinas expendedoras y plataformas de salto que nos encontraremos más adelante. Es buen momento para coger bicis, investigar saltos, y hacer el cabra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras la cuenta atrás y el anuncio del presentador, que siempre nos estará gritando y no se le puede bajar el volumen, caeremos desde un avión. A diferencia de Fortnite y PUBG caemos sin paracaídas (una hostia contra el suelo asegurada que acojona la primera vez porque no sabes si es un bug o no,  pero tranquilos que es algo de los 80s), nos estampamos contra el suelo y comprobamos que nuestras rodillas siguen en su sitio, ya que no hay daño de caída (y no sabemos si lo implementarán), buscamos armas, munición y dinero, skins, e intentamos ser los últimos que queden con vida.

En este aspecto llama la atención que los jugadores no deciden cuando y donde tirarse, sino que es el mismo juego quien lanza a todos a la vez en diferentes puntos del mapa. Eso sí, podremos planear hacia una zona una vez que estemos en el aire.

El mapa

En Radical Heights también tenemos un “humo venenoso” que nos irá limitando poco a poco por donde podemos ir. Llama la atención que este humo no es circular y que nada más caer del avión hay partes/cuadrantes en rojo donde no es peligroso ir hasta pasado el primer minuto. Los primeros cuadros en rojo aparecen de forma aleatoria y evita que los jugadores caigan siempre en el mismo sitio. ¿Os imagináis que en PUBG nada más caer tengamos Pochinki “bloqueado”?

El mapa es más pequeño que el de PUBG o Fortnite. Al igual que en la competencia, también existen zonas con más probabilidad de loot y donde la gente intenta ir rápidamente para equiparse lo antes posible. Una de estas zonas son, por ejemplo, los centros comerciales que acaban convertidos en El Corte Inglés el primer día de rebajas.

El mapa se irá cerrando por cuadros y no por círculos aleatorios. Los cuadrantes del mapa primero se ponen en amarillo y al acabar el tiempo automáticamente cambian su estado a rojo. Si estamos en un cuadro rojo comenzaremos a recibir daño directo a nuestra vida y perderemos poco a poco durabilidad de nuestra armadura (el casco no pierde durabilidad por la zona roja).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El mapa podremos recorrerlo a pie o en bici. Apuntar que a pie no tienes la sensación de que has andado más que en toda tu vida real, como pasa en PUBG, DayZ o Fortnite, al ser el mapa más pequeño y tener zonas seguras aleatorias, se hace mucho más ameno y no es tan difícil llegar a safe.

Armas

En Radical Heights existen armas, munición, dinero y objetos. Esto es un tema controvertido y que no a todos los jugadores les gusta.

La primera vez que entras a Radical Heights, y sobre todo si vienes de otros títulos BR que sólo tienen sus armas y equipo por el suelo, te das cuenta que hay máquinas expendedoras con algunos objetos dentro.

La primera arma que tenemos son nuestros puños. No los subestimes porque somos Vegetta y de tres puñetazos le hundimos el pecho a cualquiera.

Además, el juego cuenta varios tipos de armas: escopetas, pistolas, revólveres, snipers, rifles de asalto M16 y AK47, ametralladoras ligeras, e incluso un lanzacohetes con munición muy limitada.

Las armas que encontramos tienen varios tiers. Existen armas blancas, verdes, azules y amarillas. Cuanto mayor tier, más mejoras tendrá el arma (mirillas, silenciadores…). En Radical Heights no puedes equipar tu arma con mirillas, cargadores etc… sino que a menos que cojas un rifle de asalto azul, o una ametralladora ligera azul, no tendrás mirilla de ningún tipo. Pasa lo mismo con los rifles de francotirador. Cada arma tiene su munición y la munición que se puede llevar encima de cada tipo está limitada.

Equipo, regalos y máquinas expendedoras

Cada jugador puede llevar de base 1 arma y 1 objeto (granada, botiquín, C4 a control remoto, plataforma de salto, hamburguesas…). Nuestra máxima capacidad serán 3 armas y 3 ítems, además del casco y el chaleco.

Para aumentar la capacidad tendremos que coger mochilas, para agrandar en 1 el número de objetos y unos cinturones/fundas de arma, que como su nombre indica nos incrementarán en 1 las armas que podemos llevar. Cada vez que matamos a alguien podremos quitarle una mochila y una bandolera, así que loteando dos cadáveres ya tendremos la capacidad máxima.

Aquí no sólo puedes conseguir equipo registrando habitaciones, sino que puedes comprar armas, armaduras, cascos, mochilas y demás objetos en unas máquinas expendedoras (sí, son las mismas máquinas que hemos visto ahora en Fortnite). De ahí la importancia del dinero.

Cada máquina expendedora tiene un objeto/arma dentro que no regenera. Una vez alguien compra el objeto, esa máquina queda vacía. Al comprar armas os daréis cuenta que vienen con un poco munición. También existen unas máquinas que nos curarán a cambio de dinero, eso sí, preparad la cartera porque baratas no son las curas, recordad que estamos en Estados Unidos y la sanidad va a punta de pistola; y otras máquinas donde podremos reciclar armas que llevemos a cambio de dinero. ¡Cuidado no recicles tu arma principal! Como yo ya he hecho en un par de ocasiones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otro de los lugares donde podemos conseguir equipo es abriendo regalos. Existen dos tipos de regalos: grandes y pequeños. Los grandes nos podrán dar armas, armaduras, munición o botiquines, en definitiva cualquier objeto del juego (menos el casco y el chaleco de tier 4);  en cambio, los pequeños, solo nos darán munición.

Actualmente los regalos están siempre en el mismo sitio y no sabemos si tienen planeado crear un sistema donde los regalos cambien de posición al comenzar las partidas.

Al abrir regalos, comprar equipo, abrir garajes o recoger objetos haremos ruido, así que tenemos que asegurarnos que no haya nadie o informaremos de nuestra posición al enemigo.

Dinero y ropa/disfraces

Una de las novedades de Radical Heights es que los jugadores tendrán una cuenta en el banco con dinero. A medida que juguemos, iremos recogiendo dinero en forma de billetes, objetos como walkman o carteles de viajes, y un largo etc. Todos los objetos de este tipo acaban convirtiéndose al recogerlos en dólares del juego.

Estos dólares serán los que usemos en las máquinas expendedoras y con los que posteriormente podremos comprar, en el menú fuera de la partida, las skins para vestir/disfrazar a nuestro personaje.

Al terminar la partida los jugadores que ganen recibirán el doble del dinero que tengan encima, en cambio si mueres, te llevarás una parte de todo lo que tenías encima. Parte del dinero que pierdes lo tiras al suelo y la gente que te mata lo recogerá.


También existen unos cajeros donde los jugadores podemos ingresar o extraer dinero, de 100 en 100 dólares. Esto es muy útil tanto cuando no tenemos dinero, como cuando tenemos mucho dinero y pensamos que no vamos a sobrevivir. Es una manera de asegurar sacar una cantidad fija y luego morir con cero dólares encima.

Llama la atención la forma en la que Boss Key nos presenta las skins que podemos usar. Ahora mismo hay pocos objetos donde elegir. Al comenzar el juego por primera vez, veremos toda la ropa disponible solo por dinero real, una cash shop en toda regla.

¿Significa esto que sólo podremos comprar skins con dinero real? La respuesta es NO. En mitad de nuestro viaje por los 80s descubriremos skins tiradas por el mapa. Cada vez que cogemos una de estas skins, máximo 3 por partida, la desbloqueamos por dólares del juego en la tienda. Por ejemplo, una vez que coges unos pantalones, podremos comprar dichos pantalones a cambio de X euros/diamantes premium, o por dólares del juego.

Los precios de los objetos varían y no esperéis compraros todo lo que os gusta jugando dos partidas, pero tras una semana de juego sí que podréis conseguir un estilo que os guste.

Personalmente esta medida me ha gustado mucho. Yo no soy de vestiditos y siempre voy de vagabundo casual, pero me gusta la idea de que tú mismo elijas en la tienda qué te quieres poner sin tener que sangrar tu cartera o tu saldo de Steam.

Eso sí, todavía no hay skins para las armas y tampoco sabemos si llegarán.

Eventos

Los eventos son, sin lugar a dudas, una de las adiciones más significativas de Radical Heights. Las partidas suelen durar no más de 15 minutos, a veces incluso menos, pero cada partida de Radical Heights está llena de eventos de diferentes tipos: Spin to Win, Carreras de Bicis, Lluvia de dinero o el Final Show Down.

Con Spin to Win aparecerán en el mapa dos cajas de loot, como dos envíos aéreos visibles por todos los jugadores en el mapa (M). Las cajas siguen un camino horizontal recto, pero no se sabe cuándo caerán o donde al suelo. Una vez en el suelo veremos una ruleta giratoria que hace mucho ruido, porque aquí todo hace mucho ruido, que deberemos parar con la “E” y nos dará un regalo aleatorio. Entre nuestros premios encontraremos, al azar, armas amarillas, cascos y chalecos de nivel 3, botiquines… de todo un poco.

La carrera de bicis se anuncia por megafonía y marca dos puntos en el mapa. El objetivo es llevar una bici dorada desde el punto A al punto B para ganar un casco y chaleco de nivel 4 para todo aquel que esté subido en la bici. Esta es la única forma de conseguir el casco y el chaleco de nivel 4.

Otro de los eventos es la lluvia de dinero. En ciertas zonas del mapa se marca una lluvia de dinero. Los jugadores que estén allí verán llover dinero sobre sus cabezas (para que luego digan nuestras madres que, si creemos que llueve dinero del cielo, pues sí madre, en los 80s sí).

El último de los eventos es el Show Down. Cuando el juego detecta que quedan pocos jugadores, menos de 10, comienza el evento Show Down. Este evento designará un último círculo en el mapa y teñirá de amarillo todos los cuadrados restantes. Al cabo de unos minutos, todos esos cuadros serán rojos y solo estará a salvo el que esté en el último círculo. Esto para mí es una de las características que podrían importar el resto de Battle Royales. Una forma muy buena de concentrar la acción y terminar las partidas cuando queda poca gente viva, y evitar así que cuatro jugadores estén acampados durante los últimos 10 minutos de partida.

Luces y sombras

Mi impresión tras una semana jugando, muchas más horas de las que debería, es que el juego está muy verde. Se encuentra en fase muy temprana pero a su favor hay que decir que es muy divertido.Tiene potencial, algo diferente y creo que se puede hacer un hueco en este mercado saturado de los Battle Royale. Eso sí, no creo que llegue a tener los números de PUBG o Fortnite.

Una de las cosas que más me han gustado es que hagas lo que hagas, siempre haces ruido. Andar, correr, ir en bici, abrir cajas, comprar en máquinas, lootear todo hace ruido. Además, ir por los mejores objetos es sinónimo de tener gente esperándote y saber que vas a tener que luchar por el botín, a menos que te hayan caído los Spin to Win a cinco metros. Todo el mundo sabe dónde están esos paquetes/eventos en todo momento si abren el mapa.

Otra de las cosas que más me han gustado es que puedes esquivar o rodar con tu personaje para esquivar balas. Esquivar y los trampolines. Los trampolines son objetos de equipo que usaremos para saltar a lo más alto, pudiendo alcanzar 3 o 4 alturas diferentes según los saltos que demos.

Destacar también que las partidas son rápidas, y no son nada pesadas.

Obviamente, Radical Heithts también tiene puntos negativos: la gran cantidad de bugs, lag puntual, los bugs de los servidores de los primeros días, pocos tipos de armas, baja calidad de las animaciones, la falta del modo de equipos/squads (que aún no sabemos si habrá o no), más objetos visuales, más tipos de sonidos y música, versión para consola, texturas en todos los edificios, texturas bien pegadas al terreno y que no se atraviesen, y falta, por ahora de modelos femeninos.

Una de las características que podrían mejorar y que necesitan más cariño es la creación de personaje. Por ahora, hay pocas opciones para personalizar el físico de tu personaje, empezando porque aún no pueden crearse personajes femeninos, y terminando porque hay pocas caras, estilos de pelo, tipos de cuerpo..

Siguiendo con la lista de cosas que faltan, a este BR le falta un modo en primera persona fijo. Radical Heights actualmente solo está disponible tercera persona (primera persona al apuntar) con todo lo que eso significa: gente mirando por las esquinas sin asomarse y que te vean sin que tu tengas oportunidad alguna de verlos.

Conclusiones

Para finalizar, quiero decir que a mi me parece un juego con mucho potencial, es muy divertido (te partes de risa viendo a los enemigos muertos explotar en dinero), gratuito y cuenta con varias características que bien podrían copiarle el resto.

Es un título muy arcade. Muchos lo comparan a un Fortnite sin construcción. Un juego que gráficamente se da un áire a Fortnite, con el que comparte motor gráfico, pero parece creado para gente que como yo (jugadores a los que no nos apetece ser albañiles y levantar torres sin ton ni son, como si estuviéramos en un programa de reformas de Divinity, y donde algunas batallas las gana quien más materiales lleve encima).

A mi modo de verlo, Radical Heights es un juego diferente, con errores y carencias, pero con unas ideas y una base muy buenas, y sobre todo con mucho margen de mejora.

Para finalizar, me gustaría también leer vuestras opiniones serias del juego en los comentarios.

Gracias a DJSquallM4k3uCry por las imágenes

Soy un apasionado de los MMORPG. He jugado a casi todos los que han visto la luz. Al final, cambié muchas de las horas de vicio por compartir noticias y contenidos sobre este mundillo.

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR